A los 80 Fotos con frases Frases Semana Santa: Viernes Santo Pasion y Muerte

Frases Semana Santa: Viernes Santo Pasion y Muerte

389


imagenes viernes santo

Frases Semana Santa: Viernes Santo Pasión y Muerte. Encuentra las mejores frases de viernes santo y semana santa. El Viernes Santo es una de las más representativas y profundas conmemoraciones del cristianismo. Es el sexto día de la Semana Santa y en él se recuerda la crucifixión y muerte de Jesús de Nazaret. En este día, la Iglesia católica manda a sus fieles guardar ayuno y abstinencia de carne como penitencia. Es el segundo día del llamado Triduo Pascual, el periodo de Semana Santa durante el cual la liturgia católica conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. Según la tradición cristiana Jesucristo murió el Viernes Santo a los 33 años y a las 3 de la tarde.

Viernes Santo Frases

• Hoy es un día para celebrar el amor, pero no cualquier clase de amor, el amor universal, el que está en todas las cosas, un amor que vas más allá de toda comprensión, el amor de Cristo.

• La Semana Santa son 7 días para pensar en el dolor, la pasión y el enorme amor de Jesús, para sentirnos orgullosos de ser cristianos y para comprender nunca amamos demasiado.

• Si estás perdido, es porque no te has detenido a escuchar su llamado, que es el mismo llamado de tu corazón.

• Entreguemos las impurezas de nuestro espíritu a la cruz. Porque Jesús está aquí para hacer nuestra carga más ligera, Él quiere que depositemos nuestros pecados en su gloria, para que conviertan en luz.

• Semana Santa es tiempo de reflexionar, de analizar lo que de verdad tenemos, lo que hemos deseado, lo que realmente necesitamos y agradecer por lo entregado.

• Hoy es un día para guardar silencio, tanto interior como exterior, porque solo en el silencio tendremos paz, y solo en la paz podremos escuchar la voz de nuestro salvador.

• La Semana Santa es momento para reflexionar y meditar sobre lo vivido. Recordar lo que hemos logrado y a quien hemos ayudado. Es tiempo para agradecer a Dios por nosotros y nuestra familia. También para plantearnos nuevas metas, nuevos sueños y orar para que Él nos de la salud y fuerza, para poder lograrlos.

• Gracias Dios, si no nos amaras tanto no hubieras enviado a tu hijo aun sabiendo que moriría en nuestras manos.